En seis años aumentaron al doble los accidentes por conducir sin atender las condiciones del tránsito, asociando este incremento al uso del celular mientras se maneja. Algunos parlamentarios y el gobierno ya están trabajando para hacer más drásticas las multas por usar el teléfono al volante, de una infracción grave que es ahora, entre 47 y 71 mil pesos, a una gravísima, que alcanza hasta 143 mil pesos aproximadamente, y que podría suspender la licencia por cinco a 45 días.
Alberto Escobar, gerente de movilidad de Automóvil Club de Chile, comentó en entrevista con T13 que la medida es favorable, sobre todo por la posibilidad de suspender la licencia. “A la gente no le importa pagar dinero por una multa, pero quedarse sin licencia ya le complica más la vida. Por eso, tiende a morigerar la conducta”, concluyó el experto en materia vial.

La nota completa a continuación.