El sábado 4 de agosto comenzó la implementación definitiva del nuevo límite de velocidad de 50 km/h en zonas urbanas. La fiscalización por parte de Carabineros de Chile vino acompañada de un gran número de multas, las que fluctúan entre 70 y 140 mil pesos dependiendo de la gravedad del exceso de velocidad. La nueva normativa ha desencadenado también desinformación y críticas en la ciudadanía, que cree que disminuir el límite de velocidad provocaría una mayor congestión vechicular, haciendo aún más lentos los tiempos de traslado.

El gerente de movilidad de Automóvil Club de Chile, Alberto Escobar, desmintió estas ideas señalando que bajo esa lógica y considerando las altas velocidades de los vehículos antes de la modificación, no habrían tacos. “La gente cree que va a producir congestión y la congestión no tiene absolutamente nada que ver con la velocidad“, comentó en 24 horas de TVN. Según el experto, los beneficios que traerá la medida serán fundamentales para la población y la seguridad. “6 de cada 10 conductores exceden la velocidad máxima siempre, la superan en 20 km/h en promedio”, acabar con esto reducirá considerablemente los fallecidos en siniestros viales.

Revisa la nota completa a continuación.