El martes 4 de septiembre se cumplió un mes desde que entró en vigencia la nueva normativa que bajó la velocidad máxima para desplazarse en vías urbanas a 50 km/h. Medida que no ha estado exenta de polémica, ya que a la fecha se han cursado más de 3.600 infracciones por exceso de velocidad, las que pueden alcanzar hasta los 143 mil pesos, y habría aumentado la congestión.
Alberto Escobar, gerente de movilidad de Automóvil Club de Chile, se subió al auto de 24 horas TVN y coincidió con las opiniones de todos los expertos que también lo hicieron: la gente no está respetando la medida. Para Escobar la situación es grave, ya que el objetivo de reducir la velocidad es disminuir la mortalidad en accidentes de tránsito y velar por la integridad de peatones y ciclistas. “En Chile mueren cinco personas diariamente por siniestralidad vial de las cuales dos son atropelladas“, concluyó el especialista en seguridad vial.

Revisa el reportaje a continuación: